Entradas populares

jueves, 23 de febrero de 2012

Las siete cabritas:

   Había una vez siete cabritos y una mamá.
   Todos iban a jugar...
   Después, un cabrito era muy pequeño y se escondió.
   Cuando estaban escondidos vino un lobo feroz y se los comió a todos, menos a uno que se escondió en el reloj de cuco.
   Por suerte abrieron la barriga del lobo feroz y le echaron piedras en su interior. Y lo mejor, los cabritos se escaparon.
   El lobo tuvo mucha sed y se cayó al pozo cuando fue a beber agua.
   Todos fueron felices y fin.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario